EL MÍTICO TIBURÓN CUMPLE 60 AÑOS

EL MÍTICO CITROËN TIBURÓN

0 Flares 0 Flares ×

Originalmente denominado CITRÖEN DS, pero más conocido como “El Tiburón”, es el Mítico del que hoy vamos a hablar.
Quién iba a decir que el diseño arriesgado y vanguardista de Flaminio Bertone, evocando las fauces de un tiburón, traería consigo semejante éxito que perdura a día de hoy y lo convirtió en un mítico para todos los tiempos.
La presentación tuvo lugar el 6 de octubre de 1955 en el Salón de París. Un precio elevado de 930,000 francos, tampoco fue motivo para impedir unas elevadas ventas, alcanzando la friolera de 12,000 reservas en el primer día de exposición.

el-mitico-tuburon-cumple-60-anos_interna01Papa Juan XXIII bautizando DS Tiburón en 1959

Los responsables de este proyecto fueron, como hemos dicho, Flaminio Bertone como diseñador, junto conAndré Lefebvre (ingeniero aeronáutico responsable de la aerodinámica y de la tracción delantera) y Paul Magés, precursor de la suspensión hidroneumática. Por desgracia, esta última, es el talón de Aquiles para los restauradores actuales, dado que el líquido hidráulico es muy corrosivo y puede dar lugar a graves averías si el vehículo permanece mucho tiempo sin circular.

el-mitico-tuburon-cumple-60-anos_interna02Jackie Kennedy con Citröen DS, en 1961

Lograron desmarcarse de todo lo convencional, trabajando y poniendo a punto durante 18 años un coche rompedor, de estética extravagante y absolutamente revolucionaria. Prueba de ello fue el montaje en todo el vehículo de una amortiguación neumática y de un sistema hidráulico de asistencia a la dirección, embrague y transmisión. Este sistema ya se había aplicado parcialmente en los últimos modelos de su predecesor, el Citröen Traction Avant (el famoso 11 Ligero), que lo montaba en el tren trasero. Y supuso un aumento de comodidad enorme, teniendo en cuenta las carreteras de aquella época en todos los países del mundo.

el-mitico-tuburon-cumple-60-anos_interna03Citröen DS19 escogido como coche oficial del presidente Charles de Gaulle

Otra innovación importante fue la utilización de la fibra de carbono en el techo, sustituyendo al pesado acero con el que se fabricaban hasta entonces.
Este modelo duró 20 años de producción en sus numerosas variantes, como los ID 21 y 23 posteriores, y los maravillosos descapotables Chaprón, tan del gusto del presidente Charles de Gaulle. Su producción alcanzó el millón y medio de unidades, lo que para un coche de esta categoría, fue un logro incuestionable.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*